El SPBO (Sindicato de Productores de Madera para Enología) cuenta actualmente con 13 miembros, de distintos oficios, que representan el 70% de la producción francesa.

La fabricación de duelas”merranderie”


La fabricación de duelas es la actividad que consiste en transformar los troncos más hermosos de roble en piezas que servirán para fabricar las barricas para vino y alcohol.

El oficio del mérandier es seleccionar los mejores robles de los bosques más hermosos en función del tamaño de los granos o los anillos de crecimiento.

Una vez en el taller, los troncos son desgajados y hendidos para respetar la veta de la madera y a continuación son cortados en listones que, tras un control estricto de la calidad, se dejarán envejecer durante un largo periodo en parques de maduración. Allí, bajo la acción de la lluvia, el viento y el sol, madurarán los aromas que buscan los productores de vinos de todo el mundo.

De esta fabricación intensiva en la que se requieren 5 m3 de troncos para fabricar 1 m3 de duela, se extrae la materia que se utiliza revaloriza para otras actividades enológicas como la madera para enología.

La tonelería


La actividad tonelera ha suministrado durante siglos «recipientes» de madera (barricas, cubas, fudres…). Ha experimentado un cambio significativo desde la década de 1970, que ha dado lugar al (o, que ha traído consigo) por el papel que ahora le corresponde en el aporte de cualidades sensoriales.

Desde ese momento En adelante, la barrica «cría» los vinos, los viste, los hace madurar, los engrandece…

Son conocidos la mayoría de los parámetros involucrados en el envejecimiento de los vinos en barricas (intercambios madera/vino, extracciones de compuestos elágicos, compuestos aromáticos, intercambio de gases a través de los poros de la madera, clarificación de los vinos, amortización térmica, evolución oxidativa, ausencia de fenómenos de convección, optimización del contacto de los vinos con sus posos…), pero su compleja combinación continúa conservando un cierto misterio sobre esta formidable alquimia.

El tonelero ha aprendido a adaptar la selección de su madera, su preparación y transformación a las nuevas exigencias de los bodegueros. Su trabajo con el mérandier, que produce el roble merrain, por un lado y la industria del vino de la que el tonelero pretende formar parte por otro han permitido que esta artesanía empírica evolucione. Le ha conferido un enfoque más tecnológico. El conocimiento ancestral del tonelero aún reside en la mano del hombre y en su trabajo.

El conocimiento de la materia prima y el enfoque de las interacciones entre la madera y el vino han conducido a una parte de los toneleros hacia la «madera para enología» como una prolongación de su histórico negocio. Constituyen una faceta de los productores miembros del SPBO.

La enología


La enología es la ciencia del vino, del cultivo al consumo pasando por la cosecha, la vinificación, la crianza, la conservación y la degustación.

La vinificación representa las etapas de tratamiento de la vendimia desde el prensado (extracción del jugo/mosto) a la obtención del vino propiamente dicho. A continuación, el vino entra en fase de crianza hasta su comercialización.

Dependiendo del tipo de vino deseado, el enólogo puede seleccionar distintas técnicas de vinificación y crianza donde cada una llevará a un tipo particular de vino o a promover determinadas características de la uva fermentada (afrutada, extracción polifenólica, acidez, etc.).

Dependiendo de la técnica, el enólogo utilizará diversas herramientas específicas enológicas, tales como las levaduras, las enzimas, los taninos y otras como la madera para enología...

Los fabricantes de estos productos enológicos desarrollan, diseñan y ofrecen a los enólogos y productores de vino soluciones y herramientas clave para alcanzar sus objetivos.